Librería Bahía VIOLETA Y LOS CONTRABANDISTAS

Castellano Galego
Busqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

VIOLETA Y LOS CONTRABANDISTAS
Título:
VIOLETA Y LOS CONTRABANDISTAS
Subtítulo:
Autor:
WHITEHORN, HARRIET
Editorial:
BLUME
Año de edición:
2019
Materia
Libro Ilustrado
ISBN:
978-84-18075-07-0
Páginas:
208
Disponibilidad:
Lo tenemos en existencias
12,90 € Comprar

Sinopsis

* ¿Eres capaz de resolver el misterio de los contrabandistas?
* El padrino Juan invita a Violeta y a sus amigos a pasar el verano con él y disfrutar de una aventura en barco, y a Violeta le hace una ilusión tremenda.
* Sin embargo, cuando sospecha que el capitán de una embarcación atracada cerca del velero de Juan puede estar tramando algo, Violeta tiene que poner sus habilidades detectivescas en práctica ¿No será el jefe de una banda de contrabandistas?
Violeta vive con un gato al que llaman Pudin para abreviar (en realidad, su nombre es Pudin de tofe pegajoso), su madre, Camila Cler, diseñadora de joyas, y su padre, Benito Morado, arquitecto. Viven en un piso con mucho estilo e increíblemente ordenado; en la parte posterior del edificio hay un gran jardín que comparten todos los niños y adultos que viven en los alrededores. La mejor amiga de Violeta es Rosa; su familia
vive en la misma calle y ella va al mismo colegio que Violeta.

Violeta hace muchas actividades después del colegio. De hecho, está tan ocupada que hasta tiene un calendario especial en su habitación para saber dónde tiene que ir cada día. La actividad preferida de Violeta es la escalada, por eso va dos veces por semana. Violeta es hija única, y por consiguiente pasa una gran parte de su tiempo con adultos. A veces esto puede resultar un poco aburrido, pero también significa aprender muchas cosas útiles, como, por ejemplo, leer la carta de un restaurante en francés, preparar un
cóctel perfecto y jugar al póquer. Cuando sus padres están trabajando, Norma, el ama de llaves, es quien la cuida; Norma no habla mucho, pero cuando dice algo merece la pena escucharla.