Librería Bahía LAS MINAS DE HIERRO DE VILLAODRID. EL FRACASO DE UN PROYECTO EXTRAORDINARIO

Castellano Galego
Busqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

LAS MINAS DE HIERRO DE VILLAODRID
Título:
LAS MINAS DE HIERRO DE VILLAODRID. EL FRACASO DE UN PROYECTO EXTRAORDINARIO
Subtítulo:
Autor:
GABRIEL RAMALLAL
Editorial:
ECOBOOK. GABRIEL RAMALLAL
Año de edición:
2020
ISBN:
978-84-948178-6-1
Páginas:
453
Disponibilidad:
Lo tenemos en existencias
18,00 € Comprar

Sinopsis

En la plaza donde hoy se encuentra la sede del Ayuntamiento de A Pontenova (Lugo), a finales del siglo XIX todos los domingos se celebraban las ferias "no autorizadas" del municipio de Villameá, al socaire del fácil enlace que brindaba un puente de reciente construcción que, cruzando el río Eo, unía este municipio con el aledaño de Villaodrid. Además de un mesón y algunas - muy pocas - casas, ninguna otra edificación se hallaba en aquel paraje al que difícilmente podía calificarse como algo más que lugar o caserío
En los comienzos del siglo XX una entidad vizcaína, la Sociedad Minera de Villaodrid, inicia la explotación del yacimiento de mineral de hierro situado en esos pagos, en la margen derecha del río Eo, y construye un ferrocarril para la conexión del coto minero con la localidad costera de Ribadeo, a 35 kilómetros de distancia, donde erige un embarcadero metálico para la descarga del mineral en los buques mercantes que lo debían transportar a las grandes acerías de Alemania y Gran Bretaña.
Desde abril de 1903 hasta el inicio de la Gran Guerra, que prácticamente paraliza la actividad extractiva, unos quinientos trabajadores son empleados en la explotación del yacimiento y hasta ocho trenes, entre los de mineral y los de viajeros, circulan diariamente en cada sentido configurando una entidad económica sin parangón posible con ninguna otra que hubiese existido en la comarca del Eo y cuyos avatares, alegrías y decepciones constituyen la parte esencial del contenido de este libro. Al abrigo de los jornales que la sociedad minera esparcía por la comarca se empezó a construir el actual pueblo de A Pontenova y en el corto espacio de una década, más de dos docenas de casas, todas ellas con comercio u obrador en la planta baja, se apelotonan en las proximidades de la mina.
Este negocio minero no era nada más que el primer peldaño de un extraordinario proyecto elaborado por el ilustre vizcaíno don Julio Lazúrtegui, cuyo desarrollo contemplaba la explotación de las minas de San Pedro en Fonsagrada y las de Incio y Puebla del Brollón hasta desembocar en el fabuloso coto Wagner en el Bierzo con sus enormes reservas de 200 millones de toneladas de mineral de hierro. En sus cálculos estaba prevista la exportación de hasta millón y medio de toneladas anuales por el puerto de Ribadeo, con el consecuente desarrollo de las poblaciones situadas en la ría del Eo. La Gran Guerra y sus secuelas económicas fueron devastadoras para el comercio del mineral de hierro español y el proyectado ferrocarril que debía unir Villafranca del Bierzo con Villaodrid resultó económicamente inviable.
La población del municipio de A Pontenova - nacido de la unión de los de Villameá y Villaodrid - que en la primera década del siglo XX rozaba los 7.000 habitantes, comienza un declive paulatino hasta llegar a los escasos 2.300 habitantes de la actualidad, que la llevan a formar parte de la que hoy se ha dado en llamar la "España vaciada". En las próximas décadas la robótica, la inteligencia artificial, la computación cuántica alumbrarán una revolución tecnológica que, muy probablemente, dará lugar a nuevos modos de vida, relaciones y asentamientos humanos inimaginables para los que hoy ocupamos los primeros años del siglo XXI. Ojalá ello traiga la prosperidad y el bienestar para las placenteras comarcas asturianas y gallegas asentadas en la cuenca del río Eo.